Barcelona podría ser campeón en el Clásico

0
29
El FC Barcelona recuperó su condición de favorito indiscutible para conquistar el título de Liga y si la España futbolística ya no mantiene dudas acerca del desenlace del campeonato, alrededor del Camp Nou, con más o menos disimulo, se hacen números y cálculos.

Quiere esto decir que el Barça recibirá al Real Madrid con 12 puntos por disputarse, 9 a la conclusión del Clásico. Y teniendo en cuenta que ahora mismo aventaja en 8 puntos al Atlético de Madrid no es una quimera imaginar que el equipo de Valverde pudiera proclamarse campeón en ese encuentro frente a los de Zidane en el estadio.

Quedan 11 jornadas, 33 puntos, para el final de la Liga y el Barça, matemáticamente necesita sumar 25, lo que serían, de entrada, 8 victorias y 1 empate… Siempre y cuando el Atlético de Simeone sumase de 3 en 3 todos los partidos, que es muy aventurado de imaginar por más que sea posible.

Hasta la final de Copa, cuando el Barcelona, tras no poder cambiar la fecha aplace su encuentro liguero ante el Villarreal, se jugarán 6 jornadas, 18 puntos, en los que el líder se enfrentará en casa a Athletic, Leganés y Valencia, visitando a Málaga, Sevilla y Celta; el Atlético, por su parte, recibirá en el Metropolitano a Celta, Deportivo y Levante para visitar a Villarreal, Real Madrid y Real Sociedad.

Sobre el papel, al menos en teoría, el calendario de los colchoneros se adivina más peliagudo, con tres salidas de máxima exigencia (el derbi entre ellos) y una factible oportunidad de que el líder pudiera aumentar, o al menos mantener, su renta. De esta manera, y aunque el Atlético tuviera la ocasión de rebajar la renta el fin de semana del 22 abril (recibe al Betis) por el aplazamiento del choque del Barça ante el Villarreal, el líder estaría en ese escenario en una situación inmejorable ante el fin del torneo liguero.

De esta manera el equipo de Ernesto Valverde podría aspirar a sentenciar el campeonato de Liga en el Clásico frente al Real Madrid. Pudiera darse incluso el hecho que fuera campeón antes del partido (más difícil) y que el equipo merengue tuviera que devolverle un pasillo que por última vez lo hizo el Barça en el Bernabéu (2008).

El morbo, en cualquier caso, está servido… Y queda pendiente, eso sí, tanto de la capacidad de resistencia que mantenga el Atlético de Madrid como de la voracidad de un líder que se mantiene invicto y recuperó ante los colchoneros su condición de único favorito.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here