Las heridas de Harvey aún duelen

La tranquilidad no ha llegado a Houston por completo, en el transcurso de los meses después de Harvey cientos de negocios han dejado de operar, simplemente no pudieron recuperarse del golpe y muchos otros están batallando para mantenerse a flote.

Gustavo Rangel

No es muy difícil darse cuenta que algunas de las heridas marcadas por el huracán Harvey no han sanado por completo.

Seis meses después alrededor de la ciudad miles de familias aún no han podido regresar a sus hogares. Muchos niños hoy se bajan de autobuses escolares enfrente de hoteles donde han vivido desde que las aguas inundaron sus hogares. No, para muchos la normalidad se encuentra todavía muy lejana.

Los golpes de Harvey

La tranquilidad no ha llegado a Houston por completo, en el transcurso de los meses después de Harvey cientos de negocios han dejado de operar, simplemente no pudieron recuperarse del golpe y muchos otros están batallando para mantenerse a flote.

El impacto anímico también se puede percibir. El Departamento de los Bomberos de Houston compartió que su despacho ha notado un incremento notorio de llamadas relacionadas con casos de suicidio desde el huracán devastador. Y es que muchas personas afectadas directamente por este desastre natural no miran la luz al final del túnel, de la noche a la mañana sus vidas se alteraron de una manera abrupta.

La ayuda llega muy lenta

Seis meses después apenas están llegando las primeras casas móviles de FEMA, en fin es evidente que a pesar de que la ciudad hizo un gran esfuerzo para recuperarse, la realidad es que Harvey se encuentra muy presente.

Hace apenas una semana el Distrito Escolar Independiente de Houston (HISD) realizó un evento para entregar muebles, ropa y otros artículos para ayudar a las víctimas y cientos de personas acudieron. Una clara evidencia que en la ciudad se encuentra mucha gente en situaciones muy complicadas.

Según números actuales más de 3,100 familias siguen viviendo en hoteles pagados por FEMA y a la lista se siguen agregando personas ya que muchos han fracasado en poder arreglar sus hogares. La lentitud para conseguir los fondos del gobierno y poder terminar la reconstrucción de miles de casas es demasiado frustrante para todos los afectados.

Gente ha tenido que irse a hoteles hasta Baytown y Galveston, lejos de sus hogares en Houston.

La recuperación aun será muy larga, familias que aplicaron para recibir ayuda hace más de cinco meses aún se encuentran esperando fondos. En el caso de las casas móviles FEMA asegura que más unidades estarán llegando en las próximas semanas, pero considerando que tomó seis meses para que llegara la primera al área de Kingwood la situación no pinta muy prometedora.

Estas casas móviles están disponibles para personas que sufrieron más de $17,000 dólares de daños a sus hogares. Si la familia es aprobada el uso de la casa móvil no tiene costo por seis meses, si se requiere más tiempo la familia tendrá que reaplicar para seguir utilizándola.

“Houston aún Te Necesita”

El alcalde Sylvester Turner reconoce que pesar de la histórica respuesta de los houstonianos ante una de las más grandes tragedias que ha sufrido Houston, “aún queda mucho por hacer”.

Los esfuerzos de recuperación no se están moviendo lo suficientemente rápido, esa es la realidad, no hay vuelta de hoja, y es por eso que el municipio ha puesto en efecto la iniciativa “Houston Still Needs You” (Houston aún Te Necesita).

“Harvey fue histórico”, dijo Turner. “Nuestra respuesta fue igual de histórica, pero queda mucho por hacer”, agregó.

El funcionario recalcó que la infraestructura sufrió $2.5 mil millones de dólares de daños causados por Harvey, incluyendo dos plantas de drenaje, que aún no han sido reparadas, el edificio de la Corte Municipal y el Wortham Center entre otros.

 Aquí puede ayudar

La ciudad necesita de voluntarios para seguir trabajando en las obras de recuperación para registrarse puede visitar el sitio web houstontx.gov/volunteer.