Los fantasmas que aguardan en medio de Houston

The Spaghetti Warehouse

Construido alrededor de principios del siglo XX, el edificio Downtown Houston que alberga al restaurante The Spaghetti Warehouse ha sido nombrado uno de los lugares más encantados del país por las publicaciones CitySearch y Real Simple y fácilmente se podría decir que es el establecimiento más encantado de la ciudad. Se dice que en algún momento sirvió como almacén de productos farmacéuticos. Las historias de fantasmas comenzaron cuando un joven farmacéutico sucumbió a la muerte después de haber caído accidentalmente en el hueco de un ascensor. Su esposa, traumatizada por el dolor de una muerte tan súbita, falleció un año más tarde. Se dice que estas almas heridas de dolor, especialmente la de la mujer, rondan por el vasto restaurante cambiando muebles, dejando platos y cubiertos desordenados y tocando a los clientes en los hombros o tirándoles del cabello. Los comensales también han visto objetos flotantes y hansentido bruscas brisas. Muchos de los empleados del Spaghetti Warehouse tienen sus propias historias que contar; algunos, incluso, temen subir a la planta alta. 901 Commerce St., Houston

 

 

                        Battleship Texas

Anclado a la salida del Houston Ship Channel flota el histórico monumento que fue dedicado a aquellos que pelearon y murieron en dos guerras mundiales, el Battleship Texas. En este popular punto de actividad paranormal se han experimentado inexplicables murmullos y sonidos, vapor que aparece en fotografías y la sensación de apariciones que pasan cerca. Se dice que un amistoso marinero pelirrojo que murió en batalla hace su aparición de vez en cuando. Según experiencias personales de gente que ha visitado el lugar, este acorazado es un destino obligado para aquellos que creen en lo paranormal. 3523 Battleground Road, La Porte

 

 

                                     Esperson Buildings

Con sus elaborados diseños de inspiración de Renacimiento italiano los Esperson Buildings, constituyen algunas de las estructuras más reconocidas del Centro de Houston. Mellie Esperson encargó construir los dos edificios a su esposo Niels, magnate del petróleo, en 1927 y 1941. Se dice que el fantasma de Millie ronda por el ascensor de uno de los edificios y se sabe que éste se abre solo y tiene muchos problemas de funcionamiento. Su fantasmagórica figura ha sido divisada merodeando los pasillos y recibidores de sus queridas creaciones arquitectónicas. 808 Travis St., Houston.

 

Jefferson Davis Hospital

 

Fue erigido en 1924 encima de lo que una vez fuera un cementerio confederado y anteriormente un sitio donde se enterraba a las víctimas de la plaga. Durante excavaciones huesos humanos fueron desenterrados. A través de su historia el edificio sirvió como hospital, manicomio, centro de detención juvenil y punto de distribución de estampillas de comida. El hospital estuvo abandonado por décadas y se dice que estuvo encantado por soldados enfadados, doctores, enfermeras y pacientes. Aunque el edificio estuvo clausurado esto no impidió a investigadores paranormales e individuos curiosos entrar para verlo. Gritos y alaridos se han escuchado por toda la estructura y sombras peculiares han sido captadas en cintas. El edificio ha sido renovado y transformado en The Elder Street Artists Lofts-un conjunto de viviendas asequibles en un barrio de bajos recursos. ¿Estarán descansando los espíritus finalmente? Algunos afirman que las 5.000 o 6.000 personas enterradas en el sitio todavía hacen su aparición. 1101 Elder St, Houston.

La Carafe

Es el bar más antiguo de Houston. Edificada en 1866, la estructura es pequeña y está desgastada pero llama la atención por estar encantada por un ex bartender llamado Carl. Empleados del lugar han reportado escuchar pasos, vidrios que se rompen, sonidos de objetos pesados que se mueven por el desocupado segundo piso y puntos fríos en los baños. La figura de un corpulento hombre afroamericano que se parece a Carl ha sido vista en la ventana del Segundo piso después que el local cierra. time. 813 Congress St., Houston

Ofrece 35 cervezas de barril, buen ambiente y el ocasional encuentro con fantasmas. Se dice que William, el espíritu del bar que aparenta ser extrovertido, conversa con los dueños y que incluso se queda para sesiones fotográficas. Pide ver la foto enmarcada de William donde aparece sentado junto a uno de los clientes locales. 717 Franklin Street, Houston.

una mujer que se hospedaba recibió la noticia de la muerte de su esposo y se ahorcó al regresar a la misma. Se dice que la mujer en cuestión crea bastante desorden en el quinto piso. En el baño de las damas en la planta baja también se han percibido actividades peculiares, entre las que se reporta sacudidas violentas de las puertas de los excusados, tazas que se tiran solas, pilas de lavamanos que se abren solas y un inconfundible olor a gardenias. Los investigadores del fenómeno tienen evidencia fotográfica que han captado mientras se hospedan en el hotel. El Gálvez incluso ofrece tours de fantasmas en ciertas temporadas. 2024 Seawall Blvd, Galveston.