Nicaragua.- El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, inició el proceso para aplicar la Carta Democrática Interamericana a Nicaragua ante la represión violenta de manifestantes que ya dejó al menos 325 muertos y 400 detenidos desde abril. Con esta medida sería suspendida su actividad de esta nación en el organismo.

A través de su cuenta de Twitter, Almagro señaló: “La lógica de dictadura está instalada en #Nicaragua y @OEA_oficial debe actuar para proteger y defender. Nos vemos obligados a empezar proceso de aplicación del artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana #OEAenNicaragua. Mi discurso hoy ante Consejo Permanente de la OEA”, anunció el pasado jueves 27 de diciembre.

La Carta Democrática es un instrumento jurídico aprobado por la OEA en el año 2001 con el que se busca preservar la institucionalidad democrática en los países que forman parte de la Organización.

Su aplicación debe ser aprobada por el Consejo Permanente cuando en un país “se produzca una alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático”.

En caso de fracasar las gestiones para restablecer el orden democrático se inicia un proceso que podría llevar a la convocatoria de una Asamblea General extraordinaria, el foro político más importante de la OEA, en el que los cancilleres de América podrían suspender a un Estado miembro si estima que “se ha producido la ruptura del orden democrático”.

La crisis ha dejado 325 muertos desde abril, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), mientras que el Gobierno solo reconoce 199 y denuncia un intento de golpe de Estado.