Miguel Mejía H.

En el transcurso de la última semana del 2018 trascendió que las autoridades del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) liberaron a varios cientos de migrantes que habían iniciado su petición de asilo en los estados de Texas y Nuevo México, lo cual podría deberse para liberar cierta presión ejercida ante los dos decesos de niños guatemaltecos que habían sido ingresados a centros de detención, ambos tras aparentemente padecer de influenza (gripa) y sufrir complicaciones médicas, para después perder la vida.

Aunque no se precisaron debidamente las causas de la liberación de los migrantes solicitantes de asilo, lo que se consignó por varios medios es que podrían pasar de mil quinientos los que recibieron el beneficio de haber sido liberados en estos días, pero de unos meses a la fecha podrían ser miles, dejando una amplia labor de ayuda a los Organismos No Gubernamentales de apoyo.

Según trascendió por una fuente de la Asociación Civil “Casa Anunciación” tan sólo en la víspera de la Noche Buena habrían sido liberadas cerca de 500 personas en El Paso, Texas; cifra que se fue acumulando en los días posteriores. A principios de esta semana, la ICE liberó a cientos de hombres, mujeres y niños en el centro de El Paso y en la estación de autobuses de Greyhound, sin avisar a los albergues y grupos que los ayudan.

Tan sólo el miércoles 27 de diciembre 518 migrantes liberados fueron dejados frente albergues, donde se les ayuda con alimentos y otros víveres, mientras se les pone en contacto con familiares o amigos en este país.

Aunque ha sido normal que se haga este tipo de proceso, específicamente con quienes están a la espera de alguna respuesta de su petición de asilo, lo que ha llamado la atención es la gran cantidad de personas liberadas por el ICE en esta temporada.

El procedimiento que se realizó es que simplemente el personal del ICE llevan a los migrantes en una calle y los dejan ir, para que éstos a su vez busquen al apoyo de familiares o de las organizaciones civiles mientras avanza su trámite de asilo.

Entre los criterios para liberar a los migrantes están el que sean mujeres o niños que no pueden representar algún riesgo a la seguridad del país, o que por sus condiciones no puedan seguir recluidos en un centro de detención; otro factor que ha obligado a la liberación de los migrantes es por falta de cupo en los espacios de reclusión, lo que dificulta una atención oportuna para cubrir sus necesidades.

Cabe mencionar que en el procedimiento también se marcan tiempos de espera para las solicitudes de asilo, así que en caso de retrasarse se podrán hacer acreedores al beneficio de liberación.

La respuesta
del ICE

A través de un boletín de prensa, el ICE destacó que la medida de liberación se debía: “Para mitigar el riesgo de mantener a las unidades familiares más allá del plazo asignado al gobierno, la ICE ha reducido las revisiones de los planes posteriores a la liberación de las familias detenidas a lo largo de la fronterasuroeste”.
Por lo que dicha instancia “continúa trabajando con funcionarios locales y estatales y ONG (Organizaciones No Gubernamentales) asociadas en el área para que estén preparados para brindar asistencia con el transporte u otros servicios”.
No obstante, se ha resaltado que pese a que hay buena comunicación con las asociaciones, ha faltado más claridad con el incremento de la liberación de los migrantes.

Alcalde denuncia que ICE violó acuerdo

El alcalde de la ciudad de El Paso, Texas, Dee Margo, declaró que el ICE violó un acuerdo de aviso sobre la liberación de inmigrantes al liberar a centenas de personas en las estaciones de autobuses, sin dinero ni refugio.

“Fue una sorpresa, sí, y una violación a nuestro acuerdo con ellos”, expuso el alcalde en una entrevista televisiva, donde además destacó que era necesario que se modifique el sistema inmigratorio y que los legisladores en Washington han evitado por años abordar el tema seriamente.

El alcalde Margo consideró que desde octubre han sido liberados cerca de 24 mil migrantes en El Paso y que hasta esta semana la organización casa de Anunciación continuaba buscándoles alojamiento y comida, pero que los refugios ya están saturados.

Aunque no cuentan con cifras específicas, desde el 23 de diciembre se estima que cerca de 1 mil 600 migrantes, provenientes principalmente de los países de Honduras y Guatemala, han sido liberados.


Las causas

Además de las causas declaradas por el ICE, se estima que la liberación de tantos migrantes responde también al cierre de gobierno desde la víspera de Navidad, lo que limitado la operación de muchas dependencias y que se ha dejado como una medida de presión del presidente Donald Trump para que le autoricen cerca de los 5 mil millones de dólares que ha pedido para la construcción del muro fronterizo con México.

Es así que esta medida está afectando el manejo de los albergues o centros de reclusión de los migrantes; lo cual se suma a los decesos de los dos menores en dichos espacios, ocurridos en el transcurso del mes, lo que ha originado que se tomen medidas al respecto, una de las cuales sería la de evitar que los menores estén en dichos centros.

Asimismo, la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, declaró durante un recorrido por un centro de detención de la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) en Texas, que los niños inmigrantes que lleguen a la frontera de Estados Unidos se someterán a controles médicos mucho más completos tan pronto como sea posible después de ser aprehendidos, para evitar más tragedias como la de los dos menores que perdieron la vida.

Ante la muerte del menor hace unos días, Nielsen lamentó el hecho y dijo que se tomarían las medidas necesarias para evitar más casos similares. Además, continuaría sus visitas a los centro de detención para supervisar las condiciones en que operan.

Política migratoria

Este fenómeno se está complicando tras la implementación de la política migratoria impulsada por el presidente Donald Trump que está haciendo todo lo posible por restringir la migración ilegal hacia este país, lo que ha manejado desde su discurso de campaña, por lo que el cierre parcial de gobierno sería sólo una consecuencia más de esta política trazada.

Y han sido varios sus intentos por imponerse, como la disposición de querer evitar que los migrantes que ingresaran ilegalmente fueran impedidos de poder iniciar su petición de asilo, pero la Suprema Corte determinó rechazar la iniciativa tras un proceso de revisión.

Ante lo cual se está buscando que los migrantes no crucen la frontera y que esperen en México, generando a lo largo de la frontera una especie de zona de espera con campamentos migrantes.