Oregon.- Un tren de la compañía Amtrak regresó a Seattle tras permanecer detenido cerca de 36 horas en mitad de su recorrido y con 183 pasajeros a bordo después de que el pasado domingo 24 de febrero chocara con un árbol caído en la vía cerca de la localidad de Oakridge, en Oregon, Estados Unidos.

Rebeka Dodson, una de las pasajeras abordo, comentó en su perfil de Facebook que estaban “agotados” del “infierno” vivido durante este día y medio en el que estuvieron atrapados en el tren detenido en un paraje lleno de nieve.

Durante este tiempo, explicó la pasajera, se han producido “ataques de pánico y niños pequeños desesperados”, aunque Amtrak indicó que ninguna de las personas a bordo había resultado herida en la colisión con el árbol.

El tren Coast Starlight, de la compañía Amtrak, salió de Seattle a las 9.45 de la mañana hora local (17.45 GMT) del domingo con destino a Los Ángeles, trayecto que se vio interrumpido alrededor de las 6.20 de la tarde hora local (2.20 del lunes GMT) cuando chocó con un árbol que había caído sobre la vía por el temporal.

El área recibió de 25 a 38 centímetros de nieve el lunes, según el Servicio Nacional de Meteorología, lo que impidió usar un transporte alternativo para rescatar a los pasajeros del tren.

A la nevada hay que sumar los cortes de energía generalizados en el área, lo que dificultó todavía más la operación.