Hawaii.- Una fuerte tormenta invernal cayó sobre Hawaii registrando un fuerte oleaje, con olas de cerca de 20 metros de altura y fuertes vientos, que según las autoridades ha dejado un saldo reciente de una persona muerta, así como de miles de personas afectadas por el corte de energía eléctrica, entre otros daños, por lo que se han implementado medidas para que la población no se exponga al aire libre y permanezca en casa.

El servicio local de meteorología dijo que en las costas de la isla Oahu, se registraron olas de hasta 45 pies de altura (unos 13 metros), vientos de 53 millas por hora y hasta 26 mil 800 usuarios sin servicio eléctrico.

Informes de la cadena Univision detallaron que la tormenta invernal llegó a Hawaii el fin de semana, con olas que sobrepasaron los 18.25 metros de altura, conforme registros de la oficina local del Servicio Meteorológico Nacional.

Gavin Shigesato, experto de la agencia local, citado por USA Today, dijo que en otras partes de la isla de Oahu el oleaje alcanzó los 13.72 metros de altura.
Los vientos llegaron a un máximo de 53 millas por hora, derribaron árboles y causaron apagones en todas las islas, dijo Shigesato.

Varias carreteras en el centro de Honolulu y en el área de Waikiki quedaron bloqueadas por la caída de escombros, dijo Shigesato.

Un hombre californiano de 66 años murió el viernes después de quedarse atrapado en las duras condiciones del océano en la bahía de Napili, al noroeste de Maui.

Todos los parques estatales cerraron el domingo 11 de febrero por la mañana y se dio orden de evacuación a quienes acampaban, después de que el condado de Hawaii cerró los parques de playa el sábado por la noche, según información difundida el la cuenta de Twitter del alcalde del condado de Hawaii, Harry Kim.

“Los meteorólogos esperaban inundaciones costeras junto con fuertes ráfagas de viento que pueden derribar árboles, líneas eléctricas e incluso volar sobre vehículos. Les recomiendo encarecidamente a todos que se queden en casa y se mantengan informados», dijo el alcalde de Maui, Michael Victorino, en un comunicado.

Dos centros de evacuación abrieron el domingo por la mañana en Oahu cuando las autoridades dijeron a los residentes que vigilaran las condiciones.

La Cruz Roja también abrió un refugio en Kauai el sábado por la noche.
Las autoridades dijeron que los residentes de la costa norte de las islas deben estar preparados para las inundaciones costeras.

El aviso de tormenta terminó el domingo por la tarde, aunque una advertencia de vendaval seguía vigente hasta este lunes.

Esta tormenta se une a la que azotó en fechas recientes al medio oeste del país, registrando temperaturas mínimas record en el país, incluso por debajo de las registradas en el polo norte.