Panamá.- Aunque tiene antecedentes de ser atendido por adicción de consumo de drogas, un joven de 24 años de edad es señalado por aparentemente haber asesinado a su abuela, su madre y su hermana en una vivienda situada en una zona al oeste de la capital panameña, informó el pasado lunes 01 de abril la Policía Nacional de Panamá.

Un oficial de la fuerza de seguridad explicó a los medios de comunicación de la localidad que fueron alertados por los vecinos de la urbanización El Tecal, en Arraiján, provincia de Panamá Oeste, “de los gritos en una vivienda en la noche del domingo”, y al llegar encontraron la terrible escena del crimen múltiple.

De acuerdo con la versión preliminar de la policía, el joven, del cual no se proporcionaron datos de identidad, fue encontrado “bañado en sangre en el interior de una residencia”, en donde hallaron los cadáveres de una niña de cuatro años (su hermana), una mujer (su mamá) de 43 y una anciana (su abuela) de 75 años.

El portavoz policial dijo que sobre el joven hay registros de haber sido atendido por adicción a las drogas y que usó un arma punzocortante para cometer los crímenes por razones aún no esclarecidas.

Según el noticiero del canal local Telemetro, la madre era catedrática en el centro regional de la Universidad de Panamá en la provincia de Panamá Oeste y directora de una escuela en la localidad de Veracruz, además de militante del oficialista Partido Panameñista.

De acuerdo con la versión preliminar, el joven estaba solo con su abuela cuando cometió el primer crimen, porque su madre y hermana estaban en una actividad proselitista y al llegar a la residencia fueron atacadas.

Las autoridades del Ministerio Público (MP) iniciaron las investigaciones de este hecho luego de retirar los cadáveres, mientras el joven fue detenido. La identidad de las mujeres también fue reservada por las autoridades locales.

De acuerdo con cifras del Ministerio Público de Panamá en enero pasado se reportaron 42 homicidios en Panamá, mientras en el mismo mes de 2018 se registraron 32 homicidios.
En su más reciente reporte de denuncias “contra el orden jurídico familiar y el estado civil”, la fiscalía reveló que entre enero y febrero pasados se registraron un total de 3 mil 218 denuncias, de ellas mil 667 en enero y mil 551 en febrero.

De esos casos, en total 2 mil 738 se refieren a casos de violencia doméstica, otros 419 a maltrato de niño, niña o adolescente, 60 por delitos contra la familia y uno por delitos contra la identidad y tráfico de menores de edad.