Para muchas personas desde muy pequeños el sueño de muchos es llegar a territorio Estadounidense, sales de las puertas de tu territorio, para llegar a la dimensión de lo desconocido. Luego tropiezan con un muro que se convierte en la barrera de los sueños.
Los sentimientos de duda, confusión, anhelo, y el dolor en carne viva tratar de escapar de la pesadilla que viven es sus países se fusiona con la triste realidad de la dureza del caminar y el andar de la desesperanza.
El cruce ilegal es la alternativa más viable entre familias completas y especialmente niños que no tiene más opción que seguir a sus padres sin refutar. La travesía no es fácil tienes que recorrer miles de kilómetros, escapar de la patrulla fronteriza, exponerte en el desierto, esconderse en las montañas, escapar de pandilleros, estafas de los coyotes, abusos sexuales y situaciones inhumanas.
El asilo se ha transformado en una de las postulaciones migratorias más populares en Estados Unidos. Actualmente los venezolanos son considerados por encabezar las solicitudes de asilo afirmativo al liderar la lista del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS), El Salvador, Guatemala y Honduras ha tenido un gran incremento en los últimos tres años.
México ha sido un país incondicional con sus visitantes tratando de colaborar de la mejor manera posible con ellos, las solicitudes para el país Azteca en cuanto asilo político incrementaron en un no hay muchas más opciones. Las solicitudes de asilo y refugio se incrementaron más de un 1.000%.
La estrategia por parte del presidente Trump y su administración son para obstaculizar el proceso de la petición de asilo político con la explicación de que la mayoría de las solicitudes son fraudulentas e irreales. Asegurando que la mayoría de los testimonios están cargados de plagios.
Los cambios hechos por la administración están enfocados en acortar los tiempos de los procesos. El Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) transformó el sistema de concesión de asilo a inmigrantes y está examinando primero las aplicaciones más recientes para dejar las más antiguas al final.
Con esta medida se pretende impedir que personas con reclamos no creíbles puedan acceder a un permiso de trabajo y terminen por engrosar la lista de espera que lleva años de retraso.
Entre los más afectados están los inmigrantes centroamericanos que cruzan la frontera y solicitan el amparo migratorio y los venezolanos que ingresaron a Estados Unidos huyendo de la situación política de su país.
Los nuevos solicitantes no serían los únicos afectados. Expertos en la materia resaltan y aseguran que lo peor está por venir en nuevas trasformaciones y con la nuevas disposiciones que estar en poco tiempo aplicadas a las nuevas políticas que generara más migración por el limbo que se está generando al procesar los casos más recientes que los antiguos.
Las protecciones del asilo surgieron de un compromiso después de la Segunda Guerra Mundial y de ahí se establecieron varios estatutos sobre el proceso que ahora deben cumplir quienes solicitan refugio.