México.- Este país que poco a poco pierde la sorpresa ante los hechos delictivos, ahora causaron indignación dos balaceras donde hubo dos bebés que fallecieron a causa de los ataques, en los estados sureños de Veracruz y Tabasco.

El primer ataque se registró el Viernes Santo en un restaurante que dejó un saldo de 14 muertos, entre ellas un bebé de un año, en municipios veracruzano de Minatitlán, donde también reportaron cinco heridos.

De acuerdo con lo informado por autoridades policiacas, los hechos se registraron alrededor de las 18:30 horas en la Palapa La Potra, donde se celebraba una fiesta privada entre personas que pertenecen a la sección 10 del sindicato petrolero; presuntamente ahí estaba el secretario de Previsión Social, Juan René López Velázquez, quien habría sido una de las víctimas mortales.

Un sujeto identificado como El Beky presuntamente era perseguido por sicarios y buscó refugio en la Palapa, en donde trató de usar escudos humanos, sin embargo, los sicarios, arremetieron contra todos, con un saldo de seis mujeres, siete varones y un bebé muertos.

Los matones huyeron, en medio de la confusión y del shock de los sobrevivientes que pedían ambulancias.

Unidades de auxilio llegaron al sitio en donde atendieron a cinco personas, a quienes trasladaron al hospital de Petróleos Mexicanos.

El gobernador Cuitláhuac García dijo que tuvo una reunión de emergencia y “en el grupo de Seguridad se activó operativo para dar con los responsables”.

Mientras que el domingo de Pascua se registró el ataque contra dos mujeres y dos niños (uno de ellos un bebé) en Comalcalco, Tabasco, cuando viajaban en una camioneta. Las dos mujeres murieron, mientras que de los dos menores uno de ellos, un bebé de dos años, resultó lesionado.

El ataque fue directo, probablemente contra alguna de las ocupantes, toda vez que la camioneta presenta del lado del conductor al menos una veintena de orificios.

Un video que fue colgado en las redes sociales muestra, que en la unidad iba la hija de copiloto y la madre es quien tenía el volante y ambas quedaron recargadas una contra otra con varias heridas de arma de fuego, toda vez que en el parabrisas también presentaba la unidad los orificios.

Por causas que se desconocen, en el video se pude ver a un bebé de unos dos años de edad que esta en el piso y aunque una mujer pide que lo levanten, otros piden dejarlo ahí, al no saber si esta herido.

Lamentablemente, los medios locales informaron que el bebé también falleció por sus heridas.

Sobre el ataque, trascendió que la familia iba en camino al salir de una reunión cuando se les emparejó un Jetta y desde donde los atacaron.