Por Fanny Roca

Las autoridades de la República Mexicana rescataron afortunadamente esta semana a 338 migrantes centroamericanos a bordo de cinco autobuses en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, en el estado suroriental de Chiapas, según informó el lunes la Fiscalía General de la República (FGR).

Los migrantes, 181 adultos y 157 menores, yacieron encontrados dentro de cinco unidades de trasporte en la zona sur del estado mexicano de Chiapas. Las autoridades detuvieron a 15 personas que transportaban a los centroamericanos, por su probable responsabilidad en la comisión del delito de violación a la Ley de Migración.

Los migrantes centroamericanos de los cuales la mitad eran 157 menores, situación que dispara elevadamente las cifras cada dia mas la migración infantil como nunca antes se había visto.

La mayoría de los niños eran hondureños, y los demás menores de Guatemala y la república del Salvador y la minoría nicaragüenses así mismo se reportó un ciudadano de Origen cubano, todos ellos trasportados en autobuses.

Durante el rescate la FGR detuvo a 15 personas transportaban a los centroamericanos, los cuales fueron descubiertos a través de una denuncia interpuestas a las autoridades competentes las cuales reaccionaron de manera eficaz. Estas 15 personas se enfrentarán a la ley por el delito de violación a la Ley de Migración.

En la maniobra, los policías decomisaron tres radios de comunicación, un ordenador portátil y seis teléfonos móviles, además de cinco unidades de trasporte de pasajeros y tres vehículos particulares, que posiblemente eran usados para custodiar el traslado de los migrantes.

Los migrantes recibieron inmediatamente atención integral, médica y psicológica, y fueron enviados al Instituto Nacional de Migración (INAMI) en Chiapas. Por su parte, los detenidos quedaron a disposición del Ministerio Público Federal, que continúa la investigación.