Mississippi.- Un total de 8 migrantes mexicanos, originarios de Querétaro, municipio de Cadereyta de Montes, perdieron la vida al ser embestida por un tráiler la camioneta que tripulaban, esto en una carretera rural del estado de Mississippi.

El percance ocurrió la madrugada del pasado lunes 03 de junio, cuando los 8 pasajeros, todos ellos parientes entre sí, más el chófer de la unidad, viajaban a bordo de una camioneta tipo van con destino al pueblo de Scooba, todos laboraban para una compañía agrícola y se disponían a sembrar árboles; sin embargo, mientras circulaban sobre la carretera estatal 16, un camión tipo Torton de la empresa de paquetería Penske invadió el carril por el que avanzaba la camioneta con los migrantes, impactándola de frente.

El brutal impacto destrozó la camioneta y causó la muerte casi instantánea de 8 de los tripulantes, en tanto que el chófer logró llamar a los cuerpos de emergencia, por lo que rescatistas de condados vecinos al sitio del accidente se desplazaron para brindar ayuda a los lesionados; no obstante, al llegar solo corroboraron que los 8 migrantes ya no tenían signos vitales, mientras que el chófer de la van salió solo con algunos rasguños.

Tiempo después, autoridades locales hicieron el rescate de los cuerpos y los trasladaron a la morgue para practicar la necropsia correspondiente, así como resguardarlos mientras se llevan a cabo los trámites de repatriación de los restos.

El único sobreviviente, el chófer de la camioneta, Alejandro Reséndiz, contó lo ocurrido:
“Yo iba sobre mi carril. Nos dirigíamos hacia la comunidad de Monroeville en Alabama. Ellos trabajarían ahí cortando árboles. Teníamos como 25 minutos de haber salido cuando alcancé a ver el camión salir de la curva. Traté de esquivarlo pero ya no pude hacer nada”.

Cabe destacar que los pasajeros radicaban en la comunidad de Macon, de aquella entidad.
Los nombres de los migrantes fallecidos son los hermanos Guillermo Lugo, Francisco Lugo, David Lugo y Luis Lugo, originarios de la comunidad de Camarones; así como Macario Peregrino, Jose Maldonado, Arnulfo Martinez, Jose Barrera, de Ocotitlán y Puerto de La Luz, respectivamente.

Se espera que en próximos días los restos mortales de los paisanos lleguen a sus comunidades de origen para realizar sus servicios funerarios y que se les brinde el último adiós, antes de darles sepultura.

Amy Lugo, quien reside en Macon, mencionó que una de las víctimas era su esposo Francisco Lugo, de 48 años. Sus tres hermanos, dos primos y un tío también fallecieron en el choque. El conductor de la camioneta, que sobrevivió, era otro primo.

La mujer indicó que ella y su esposo llevaban casi 20 años juntos. Su hijo cumplirá 2 años en agosto.

“No sé qué voy a hacer sin él. Él era todo”, afirmó entre lágrimas.