Ante los pocos minutos de juego en el último torneo con el Club América y debido a la férrea competencia que tendría con los delanteros Nicolás Castillo, Roger Martínez y Henry Martin, Oribe Peralta cambió de equipo, sólo que decidió irse a las filas del odiado rival.

En entrevista con TDN, el vicepresidente deportivo del América, Santiago Baños, mencionó que «Oribe también es consciente de que está en la parte final de su carrera y creo que también puso en la balanza el plantel que tenemos y lo que le ofrece Chivas y eso fue fundamental en su decisión».

Además, destacó que el proceso de la negociación entre las directivas fue bastante rápido a pesar de la situación tan «atípica», debido al jugador del que se trata.