Cuando comprendió que ya no había mucho por hacer, la actriz se despidió de su doctor con una sonrisa y comenzó a organizar sus asuntos personales para no dejar pendientes.

Cuando Edith González ingresó al hospital acompañada de sus familiares, ellos nunca imaginaron que sería la última vez que la verían con vida; al enterarse de que su sistema inmunológico había cedido, llegó la hora de despedirse de ella, quien nunca perdió su fuerza y valentía, recordó su hermano.

«Estábamos confiados», aseguró Víctor Manuel González -hermano de la actriz- durante una entrevista al programa Ventaneando, en la que también leyó una carta de despedida que escribió Constanza, la hija de Edith.

Según Víctor, parecía que todo marchaba bien con la actriz, a quien le fue detectado cáncer de ovario en 2016, pero que un año después aseguró que la enfermedad estaba controlada.

El hermano de Edith destacó el hecho de que la actriz este año llegó a combinar su trabajo teatral en la obra Entre mujeres y en el programa de tv Este es mi estilo, por lo que no había síntomas de que algo malo ocurriera.

Lo único que llegó a comentarle Edith a su hermano fue que se sentía un poco cansada y quizás tendría que encaminar su carrera hacia otro rumbo.

Sin embargo, la tragedia llegó a la familia González cuando Edith comenzó a tener algunos problemas de salud. «Sentía un leve dolor en la espalda y oclusión intestinal, no podía metabolizar, por eso se recurrió al hospital», explicó su hermano.

Destacó el hecho de que Edith «estaba entera, entró con una sonrisa al hospital» y, sobre todo, la manera en que reaccionó al enterarse de que su sistema inmunológico había cedido y no se podía hacer mucho más por ella.

«A mí me apantalló. La manera de enterarse y decirle al doctor (adiós, con un gesto de la mano y una sonrisa). Fue impresionante. Te puedes ir con lágrimas o te puedes ir con ‘dios, ¿por qué yo?’ Nada«, detalló.

De acuerdo con Víctor, los doctores les comentaron que había posibilidades de aplicar una nueva quimioterapia «para quitar un problema de ganglios que se adhirieron al intestino», pero luego hubo otras complicaciones. «El problema fue el sistema inmunológico».