La joven modelo brasileña Najila Trindade está padeciendo un calvario desde que decidió denunciar por violación al futbolista Neymar. Ya contó hace unas semanas que perdió peso y que no se sentía respetada, pero en una nueva entrevista televisiva relató que ha sido desalojada por deudas y que la gente la insulta cuando la reconoce en la calle.
En diálogo con TV Record, la modelo comentó que casi nadie le cree que fue abusada por el crack brasileño en un hotel parisino: «La gente me insulta simplemente por lo que los medios transmiten, y cada uno tiene una versión de lo que sucedió. Hasta parece que la gente hubiese visto lo que pasó con Neymar.»