México.- El Gobierno de México anunció operativos conjuntos para combatir el tráfico ilegal de armas en puntos fronterizos en el norte del país, como son Tijuana-San Diego, Ciudad Juárez-El Paso, Reynosa-Matamoros y Nuevo Laredo.
En estas acciones participarán la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Secretaría de Marina (Semar), la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), a través de la Guardia Nacional y Policía Federal, y la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).
De acuerdo con la Ley Federal de Armas y Control de Explosivos, la Sedena es la única institución responsable de la importación y venta de armas dentro de territorio nacional.
Del primero de diciembre de 2018 al 5 de agosto de 2019, la Policía Federal ha logrado decomisar mil 294 armas de fuego ilegales, entre ellas, 807 cortas y 487 de grueso calibre.
Además de tres mil 353 cargadores, 156 mil 610 cartuchos, 41 granadas, dos lanzagranadas y un aditamento para lanzagranadas.
De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) durante los primeros seis meses del año, del total de víctimas de homicidio doloso en México, el 72 por ciento perdieron la vida por arma de fuego.
Asimismo, información de la SRE indica que más del 70 por ciento de las armas provienen o son de fabricación norteamericana.
El tráfico de armas se da en el contexto de la violencia que impera en el país, debido a que los grupos del crimen organizado recurren a abastecerse de dichas armas para sus actividades ilícitas, tal y como quedó demostrado en el operativo “Rápido y furioso”.