Ohio.- Lo que para muchas personas podría significar un acto de humanidad para con los animales callejeros, para un juez del estado de Ohio es un delito que amerita 10 días de cárcel.

Nancy Segula, una mujer de 79 años de edad, fue sentenciada a 10 días en una prisión por haber violado una ley local que prohíbe a los habitantes de su localidad alimentar a perros y gatos callejeros.

Comenzó en 2017 alimentando a los gatos de un vecino que los había abandonado a su suerte.

Nancy asegura que desde pequeña es una gran amante de los gatos por lo que no podía dejarlos morir de hambre.

En esa ocasión, uno de sus vecinos alertó a las autoridades por su “conducta indeseable”. Este hecho le costó tener que comparecer ante un juez en 2017.

Pese a las advertencias, la mujer siguió alimentando a mascotas abandonadas, hecho que le costó varios regaños de jueces y autoridades hasta que este martes 30 de julio un juez le dictara una condena de 10 días de cárcel.

Al darse a conocer la noticia, decenas de personas han protestado ante lo que consideran como una “injusta condena”.

A través de change.org reúnen firmas para apoyarla: “En Garfield Heights, es ilegal alimentar perros y gatos callejeros bajo la ordenanza 505.23 (…) ¡Por favor, comparta esto y tratemos de mantener a Nancy fuera de la cárcel! Dígale al magistrado Jeffrey Short que esta condena no es aceptable. Una mujer de su edad y por el ‘delito’ del que es culpable no es la sentencia correcta”.