Se acabaron las vacaciones y empieza el tiempo de la escuela para muchos niños es una etapa difícil, y para los padres también. Hay que acostarse y levantarse temprano, estudiar, cumplir con las tareas y todas esas cosas que están alrededor de lo que simboliza ir a la escuela y aprender.

Después de las vacaciones, la de situación regresar a la escuela nuevamente resulta complicado para los más chicos empezar a ir al colegio por primera vez, iniciar un nuevo ciclo escolar o cambiar de escuela, es necesario darle al niño su tiempo para adaptarse.

Puede ser tedioso y más aún para los niños, ya que para algunos resulta ser aburrido a pesar de que sí es obligatorio ya que es inevitable ir a la escuela. Hay que buscarle el lado amable y divertido para ayudar a cumplir con los nuevos retos académicos a los hijos.

Es de vital importancia que los padres de familia deben vincularse con afán en la educación de su hijo de una manera total, debiendo cumplir al máximo con las labores completas.

Deben los padres cumplir con sus responsabilidades al máximo hay que alimentarlos bien, cuidar que desarrollen el sentido de la responsabilidad, que cumplan con todo lo de la escuela; estar al tanto de cómo van y hablar con los maestros, y ayudarles en sus actividades académicas en casa.

Sabemos que eso es dificultoso, que es una diversidad de tareas multifacéticas, porque es parte fundamental del desarrollo, de la dinámica familiar y también es parte de la formación de los hijos, porque ahí es cuando se enseñan y se fortalecen los buenos hábitos y la disciplina.

Si no damos el ejemplo a nuestros hijos en ayudarle con sus tares y mostrarles la responsabilidad que tienen será el resultado de rechazo a la escuela y las consecuencias de la mediocridad las tendremos de resultados todo el años escolar.

Todo va acoplado como una cadena de reacción química, si el padre inyecta positivismo y responsabilidades a su hijo, el reto escolar será un éxito, pero si el padre no inculca las obligaciones a su hijo, el resultado sera un desastre.

Es importante que le hagamos ver a los hijos que la escuela no es sólo por obligación, hay que mostrarles que también da muchas satisfacciones y vivencias que es un lugar lleno de sabiduría, el ambiente perfecto para desarrollarse e iniciar a involucrarse en la sociedad.

La escuela es el ambiente donde se aprende, se aprecia, se experimenta hermosas experiencias que nos marcan para toda la vida, cuantos de nosotros quisiéramos regresar a esa hermosa época donde todo era felicidad, donde hicimos nuestros primeros amigos y donde se tuvo el primer amor de ojos de la infancia.

El retorno a clases es la oportunidad para seguir empollando, las hermosas vivencias de la infancia y las ilusiones de la adolescencia.

Agosto marca en el calendario el inicio de un nuevo año académico, una nueva oportunidad de redoblar las precauciones que se deben cumplir como ciudadanos al manejar, de atender los señalamientos y los límites de velocidad cumpliendo con las reglas de conducir y respetando las reglas de las autoridades y de la comunidad.

Este es un nuevo año escolar de donde los padres deben de poner manos a la obra, tomar responsabilidad y hacer cumplir de este nuevo ciclo escolar uno diferente para sus hijos, con más seguridad; que sea divertido e inolvidable para ellos y para usted, y para toda la comunidad. Que agosto sea una nueva oportunidad para impactar la vida de los estudiantes.

Recuerde también que los padres son los maestros de la casa, que es necesario ayudar a sus hijos y apoyarlos de diferentes maneras, llevándoles por el camino de la disciplina del estudio y la rectitud.

Recuerde que es su obligación como padre participar en las actividades escolares de sus hijos, así demostrando intenso interés en ellos, acción que les llenara de seguridad y satisfacción a los futuros profesionistas.

Recuerde también que tiene que mantener vigilancia completa en las tareas diarias. Revisar con nuestros hijos las materias que estudiaron y estudiaran. Así estaremos al tanto del progreso que están teniendo.

Todo esto le ayudara a usted a crear un ambiente positivo para sus hijos. Las palabras de ánimo cuando están pasando por dificultades, las acciones realizadas con ellos demostrándole que usted le apoyara constantemente, asistiendo a los eventos escolares de ellos, apoyándolos en el deporte, con sus tareas. Esa es la mejor muestra para ellos de que no están solos en su nuevo reto.