California.- Apple anunció que abrió el proceso de solicitud, aprobación y entrega de sus primeras tarjetas de crédito para algunos clientes seleccionados al azar entre aquellos que pidieron que se les notificara cuando esta estuviera disponible.
Todo el proceso es completamente digital y dura unos pocos minutos, de manera que varias personas ya consiguieron su Apple Card -como ha sido bautizada la tarjeta- creada por la compañía de Cupertino, California, en colaboración con el banco de inversión Goldman Sachs.
Se trata de un preestreno antes de que la tarjeta pase a estar disponible para todos los usuarios de iPhone en Estados Unidos que lo deseen más tarde este mismo mes, un lanzamiento, por tanto, en línea con la estrategia habitual de la empresa de intentar revestir sus productos de la mayor imagen de exclusividad posible.
Quienes hayan sido seleccionados al azar para el preestreno serían notificados en iPhone y se les pedirá que procedan con la solicitud, en la que se les preguntará su dirección postal, fecha de nacimiento, nivel de ingresos y los últimos cuatro dígitos de su número de la seguridad social, es decir, el procedimiento habitual para solicitar cualquier tarjeta de crédito en Estados Unidos.
Esta información será enviada a Goldman Sachs, uno de los mayores bancos de inversión del mundo, que decidirá si aprueba o no la emisión de la tarjeta en cuestión de minutos.
En caso de que además de la versión digital, el usuario también desee una tarjeta física, este podrá pedirla de forma gratuita y la recibirá por correo en unos días.