Por Fanny Roca

En caso de no tener documentos legales del país y una permanencia inferior de dos años en el país, la nueva norma impone que el individuo puede ser deportado de forma acelerada sin ser llevado ante un juez de inmigración.

Esta medida implementada ahora a nivel nacional, toda persona podrá ser interrogada por agentes de ICE y todas las personas que no puedan probar que han estado dos años en el país serán deportadas de manera expedita sin derecho a una audiencia.

Los expertos en la materia recomiendan que se deba estar preparado con documentos que deban de portarse siempre para demostrar en el caso de aquellas personas que tengan más de dos años de permanecía para poder ganar el derecho de ver a un juez y evitar la deportación acelerada.

Entre las evidencias para probar permanencia mínima de dos años, ICE considerará cuentas de banco, contratos de arrendamiento, escrituras, licencias (carné de identidad), facturas, pagos, recibos, cartas, certificados de nacimiento, inscripciones en iglesias, registros escolares, registros de empleo, evidencia de encuentros policiales anteriores o pagos de impuestos, entre otros.

La nueva regla de Deportaciones Expeditas excluye a ciudadanos y residentes legales permanentes, y también a aquellos extranjeros que fueron admitidos legalmente en Estados Unidos (entraron con una visa por un puerto de entrada terrestre, aéreo o marítimo) “o pueden establecer presencia física durante al menos dos años”.

Es por eso que se recomienda siempre documentar y tener en el carro o llevar consigo siempre documentos que puedan acreditar en caso de tener una permanecía de dos años en la nación.

De igual manera tener documentos originales en su casa con una persona de confianza que pueda auxiliarlo en caso de necesitarlo.