Nueva York.- Ante el rumor de una nueva investigación por robo de patentes por parte autoridades estadounidenses, Huawei se defiende lanzando una acusación contra EE.UU. por ciberataque y acoso a empleados.
El fabricante chino ha publicado un comunicado oficial en donde refuta la información del diario The Wall Street Journal, quien reportó el pasado viernes 30 de agosto que el Departamento de Justicia abrió una investigación contra Huawei por un supuesto robo de secretos comerciales de una cámara para smartphones.
De acuerdo con la información publicada por el medio, Huawei sería investigada por sustraer la propiedad intelectual del productor portugués Rui Oliveira. Agentes del FBI y fiscales federales de Nueva York se habrían reunido con Oliveira en junio para interrogarlo sobre reuniones que tuvo con el fabricante chino en mayo de 2014.
Huawei confirma que si se reunió con Oliveira, pero que no estaba interesado en el diseño de cámara propuesto por el productor portugués. La empresa menciona que cuatro años después, Oliveira acusó a Huawei de haber infringido sus patentes estadounidenses al desarrollar la cámara EnVizion 360 y amenazó de exponerlos ante los medios si no le pagaban «una cantidad exorbitante de dinero».
Para la empresa esto es un movimiento político orquestado por los Estados Unidos. Por un lado, Oliveira buscaría capitalizar de la situación geopolítica que se vive actualmente, mientras que por otro, el Departamento de Justicia de EE.UU. aprovecharía esta acusación para continuar con la escalada contra Huawei.