HOUSTON, Texas.- La policía de Houston está buscando al hombre que supuestamente amenazó a los empleados de Popeyes con una pistola, porque el restaurante no tenía disponible el popular sándwich de pollo.
Joshua Robicheaux, de 35 años, ha sido acusado de asalto agravado con un arma mortal. Una orden de arresto está en camino.
El incidente ocurrió el 2 de septiembre, poco después de que la cadena de restaurantes retirara el sándwich del menú porque no podían mantenerlo en existencia debido a la alta demanda.
La policía comenta que Robicheaux y algunos amigos estaban inicialmente en la entrada. Se enojaron porque el restaurante no tenía el sándwich de pollo, por lo que trataron de entrar al vestíbulo, dice la policía.
Según los registros de la corte, es cuando Robicheuax supuestamente se levantó la camisa, mostrando un arma y dijo: “Dispararé esto (sic)”.
El gerente le dijo a la policía que creía que Robicheaux estaba bajo la influencia de alguna droga. El grupo se había ido antes de que llegara la policía.
Los registros judiciales muestran que la policía recibió una denuncia de Crime Stoppers el 16 de octubre, identificando a Robicheaux como el pistolero.
Robicheaux tiene una larga historia criminal que incluye posesión de drogas y robo, de acuerdo con los registros judiciales en línea.