El Salvador.- La disputa entre los presidentes Nayib Bukele de El Salvador y Nicolás Maduro de Venezuela ya tuvo sus primeras víctimas, los diplomáticos de ambos países que fueron expulsados tras los diferendos entre ambos mandatarios con posturas encontradas.
Bukele ordenó el sábado expulsar a la delegación diplomática venezolana acreditada en este país. La respuesta vino al día siguiente, donde el gobierno venezolano aplicó el principio de reciprocidad y exigió el desalojo de la representación de El Salvador.
En un vídeo difundido en su cuenta, Maduro calificó de “traidor y pelele del imperialismo”.
“Da vergüenza ver cómo se derrite frente al imperialismo una persona que llegó a la Presidencia con alguna esperanza para el pueblo salvadoreño (…) ningún mequetrefe va a separar a los pueblos de El Salvador y Venezuela”, dijo Nicolás Maduro en la clausura del “Encuentro Antiimperialista de Solidaridad, por la Democracia y contra el Neoliberalismo” que se celebró en Cuba.
La respuesta del salvadoreño no se hizo esperar y demandó respeto a Maduro y le cuestionó su legitimidad: “Habla de un presidente electo democráticamente, a diferencia suya. Contrario a usted, 9 de cada 10 personas aprueban mi gobierno. Y en El Salvador, sin estar sobre mares de petróleo, un rollo de papel higiénico no nos cuesta el salario de un mes”.
Bukele aprovechó su arremetida para reconocer a Juan Guaidó como presidente encargado del país petrolero, lo que fue saludado desde la oposición venezolana. “El Salvador ha dado un espaldarazo a la causa venezolana y aísla más al régimen de Maduro”, se congratuló el presidente del Parlamento democrático.
A través de un comunicado el gobierno del presidente Bukele, “reconoce la legitimidad del presidente encargado Juan Guaidó, mientras se realicen elecciones libres, en concordancia con la Constitución venezolana”.
El Salvador fue parte de una veintena de países de la Organización de Estados Americanos (OEA que aprobaron en agosto una resolución que respalda el informe de la Alta Comisionada de Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet. Destacó en su comunicado que en ese reporte “se admitió y certificó que el régimen de Nicolás Maduro realiza violaciones sistemáticas a los Derechos Humanos contra los venezolanos”.
De acuerdo a una encuesta, el 83.7 por ciento de los venezolanos califica negativamente el desempeño de Maduro y que el 93 por ciento coincide en que la situación del país es negativa.
Mientras que Nayib Bukele cuando fue alcalde de San Salvador en 2017, el Tribunal de Ética del FMLN lo declaró culpable de “violencia contra las mujeres” y de “vulnerar los principios del partido”, por lo que le expulsó de sus filas. Luego, el ahora mandatario se inscribió en la ultraderechista Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA) con la que resultó vencedor en los comicios presidenciales.