En los últimos dos años a partir que asumió la presidencia Donald Trump ha familiarizado en el ambiente electoral una política anti migrante, que se ha catalogado como estandarte de campaña.

Ciertas declaraciones han impulsado varias políticas contra los latinos, especialmente los inmigrantes son documentos, en la política de cero tolerancias que se maneja en el gobierno.

Sin embargo, la población latina sigue creciendo a un compás vertiginoso y se espera que el voto latino pueda tener un peso cada vez más significativo en cada elección.

El Partido Demócrata considera que el voto latino sera de vital importancia y esperan aprovechar como efecto boomerang, la política de rechazo que ha manejado la actual administración en contra de la comunidad hispana. El crecimiento del voto latino demográficamente podría marcar la diferencia para para intentar derrotar al presidente actual para los comicios del 2020.

Donald Trump y sus asesores de campaña tambien se preparan para tratar de ganar terreno y conquistar el voto latino en su campaña para las elecciones de 2020. A pesar del rechazo por muchos pero algún porcentaje de los republicanos reconoce importancia del voto de la comunidad hispana.

En los últimos 30 años ha crecido mucho y se calcula que hoy hay alrededor de 60 millones de latinos en EE. UU., casi un quinto de la población. La mayoría son mexicanos, seguidos por los puertorriqueños, salvadoreños y cubanos. Para las próximas elecciones Los latinos facultados para votar en las elecciones presidenciales ascenderán a 32 millones.

Las próximas elecciones la historia podría tener un rumbo diferente ya que sería e la primera vez que los latinos podrán ser el grupo racial minoritario más grande en todo el electorado, más que los afroamericanos. Esto marcara la diferencia ya que voto hispano tenga una importancia que lo hará ser codiciable.

En cada nuevo proceso electoral, el voto de la comunidad hispana crece aceleradamente y su impacto en los resultados es más vital. En las proyecciones, se calcula que en California los latinos votarán un 22 % más, mientras que en Texas el aumento será de un 27 %, en Florida del 34 % y en Nevada de un 35 %, todos ellos con alta presencia de hispanos.

El efecto bola de nieve de la metamorfosis demográfica de los latinos tiene cada vez más peso en la esfera política, lo que a ciencia incuestionable tendrá su impacto en las elecciones que vienen, empezando por las presidenciales de 2020.

La totalidad de votantes hispanos en cinco estados claves para las elecciones de 2020 están frustrados y en total desacuerdo, desaprobando la administración del actual mandatario por sus políticas contra la comunidad hispana.

Actualmente una de las condiciones que los votantes latinos valoraran es la aceptación en la diversidad de culturas que un candidato presidencial en las elecciones de 2020 pueda ofrecer y el reconocimiento al papel de la Comunidad hispana. Aso mismo que se concentre en mejorar la economía y el empleo, y en la sanidad y la inmigración.

Las declaraciones anti inmigrantes de Trump pueden ser el detonante y su política xenofóbica podrían convertirse en los ingredientes perfectos para que la comunidad latina, especialmente joven, ejerzan sus votos en estas elecciones próximas elecciones.