Un juez federal ha imposibilitado al Gobierno de Trump que aplique su nueva proscripción al asilo a miles de migrantes que lo requirieron y a quienes se les obstaculizó ilegalmente antes de que la medida entrara en vigor.

En julio de 2017, cuatro organizaciones defensoras de los migrantes interpusieron una demanda agrupada fundamentando que las autoridades fronterizas refutaban a migrantes en los puertos de entrada bajo pretexto falsos; es decir, engañándoles para hacerles creer que no podían pedir asilo, según la demanda que entablaron.

Luego, en octubre de 2018, completaron que la implementación de un sistema por el cual sólo se admitía un número reducido de solicitantes de asilo por día, bajo el testimonio de una supuesta falta de capacidad, era en realidad un modo de frenar que presentaran su petición.

Bajo la nueva regla de la Administración Trump, los migrantes no mexicanos tienen prohibido solicitar asilo si antes pasaron por otro país y no lo pidieron allí. Algo que ha afectado principalmente a migrantes de países del triángulo al norte de México para solicitar asilo en la frontera con Estados Unidos.

Muchos de ellos consiguieron llegar a la frontera sólo para ser puestos en listas de espera. Pero después de aguardar por meses su turno, el gobierno estadounidense expresó una regla explicando que no admitiría las solicitudes de asilo de quienes hubieran pasado por México a partir del 16 de julio de 2019.

La corte les ha cedido la razón en cuanto a esta problemática y este martes, la jueza del distrito sur de California Cynthia Bashant otorgó que los migrantes representados en la demanda habían iniciado su proceso antes de la prohibición y, por tanto, esta “no aplica para ellos”.

“La orden de hoy protegerá las vidas de los solicitantes de asilo que se vieron obligados a soportar dificultades extremas mientras esperaban su oportunidad de solicitar asilo en Estados Unidos en ciudades peligrosas de la frontera por meses”, dijo Erika Pinheiro, directora de litigios y políticas de Al Otro Lado, una organización que alberga a inmigrantes sin techo en Tijuana y California y a cuyo nombre se hizo la demanda.