California.- Oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés) que trabajan en el puerto de entrada de Calexico West frustraron un peligroso intento de contrabando de personas luego de descubrir a un adolescente escondido en el compartimento del tablero de un vehículo, así lo dio a conocer la CBP de San Diego .

El incidente ocurrió aproximadamente a las ocho y media de la mañana del pasado 25 de noviembre, cuando un hombre de 28 años y su pasajero masculino de 21 años ingresaron al puerto Calexico West conduciendo un Ford Taurus 2001. Un oficial de CBP remitió a todos los ocupantes y vehículos para un examen más detallado.

Los oficiales de CBP realizaron una búsqueda física del vehículo y descubrieron a un adolescente escondido dentro del compartimiento del tablero.

Los oficiales extrajeron al adolescente, un ciudadano mexicano de 17 años, y lo escoltaron a un lugar seguro para controles de salud y procesamiento adicional. Las verificaciones de registros revelaron que el adolescente fue detenido previamente en marzo de 2019 al intentar ingresar ilegalmente en el puerto de entrada de Otay Mesa utilizando un documento que no le pertenecía legalmente.

“Contrabandear a una persona en un espacio confinado es peligroso y puede tener graves consecuencias”, dijo el oficial a cargo Sergio Beltrán. “En este caso, nadie resultó herido de gravedad durante este intento de entrada ilegal”.

El conductor y el pasajero, ambos ciudadanos estadounidenses, fueron arrestados y luego transportados a la Cárcel del Condado Imperial para esperar procedimientos penales.

Ser contrabandeado en espacios confinados es un esquema peligroso y puede provocar lesiones graves o la muerte, señaló la SBP y recordó un caso de agosto del año 2014, donde dos inmigrantes fallecieron en San Ysidro. Luego de que un ciudadano estadounidense de 41 años llegó al puerto de entrada de San Ysidro desde México conduciendo un Dodge Challenger naranja 2012. El oficial de CBP remitió el automóvil y al conductor para una inspección más profunda.

Los oficiales pasaron el vehículo por el sistema de imágenes del puerto y detectaron anomalías en el maletero y al abrirlo descubrieron a dos hombres adentro, uno de 28 años y otro de 20 años, que parecían inconscientes y no respiraban. Los oficiales de CBP solicitaron apoyo al personal del Departamento de Bomberos de San Diego. Los dos hombres fueron transportados a hospitales locales. CBP luego fue informado de que ambos hombres habían muerto. Ambos eran ciudadanos de México. El conductor fue detenido.

Se informó que el hecho se originó por confiar en una organización criminal, donde “estás poniendo tu vida o la vida de un miembro de la familia en manos de personas que solo se preocupan por el dinero, no por las personas”.