Florida.“Estamos, como lo hacemos en la mayoría de las investigaciones de tiradores activos, trabajando con la presunción de que esto fue un acto de terrorismo”, dijo Rachel J. Rojas, agente especial a cargo de la oficina del Buró Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés) en Jacksonville.

Lo anterior, luego de que el teniente segundo Mohammed Alshamrani, de 21 años, de la Real Fuerza Aérea Saudí, iniciara una balacera matando a tres personas el viernes pasado y el terminara siendo abatido.

El hombre estaba recibiendo entrenamiento de vuelo en Pensacola, donde los miembros de las fuerzas armadas extranjeras reciben instrucción de forma rutinaria.

“Estamos, como lo hacemos en la mayoría de las investigaciones de tiradores activos, trabajando con la presunción de que esto fue un acto de terrorismo”, dijo Rachel J. Rojas, el agente especial a cargo de la oficina del FBI en Jacksonville.

Las autoridades creen que el hombre armado hizo publicaciones en las redes sociales criticando a los EE. UU. Bajo un nombre de usuario similar a su nombre, pero las autoridades federales están investigando si fue autor de las palabras o simplemente las publicó, dijo el funcionario, que no estaba autorizado para discutir el asunto públicamente. y habló con The Associated Press bajo condición de anonimato.

Además, los investigadores creen que el hombre armado visitó la ciudad de Nueva York, incluido el Rockefeller Center, días antes del tiroteo y están trabajando para determinar el propósito del viaje, dijo el funcionario.

Se ha contabilizado a todos los estudiantes extranjeros en la base de Pensacola, no se han realizado arrestos y la comunidad no está bajo amenaza inmediata, dijo Rojas en una conferencia de prensa. Un oficial al mando saudí ordenó a todos los estudiantes del país permanecer en un lugar en la base, dijeron las autoridades.

“Hay varios estudiantes sauditas que están cerca del tirador y continúan cooperando en esta investigación”, dijo Rojas. “El gobierno saudí se ha comprometido a cooperar plenamente con nuestra investigación”.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, dijo que la investigación se estaba llevando a cabo bajo “la presunción de que esto era un acto de terrorismo” y pidió una mejor investigación de los extranjeros permitidos en los Estados Unidos para entrenarse en bases estadounidenses.

Hablando en una conferencia de prensa el domingo por la tarde, DeSantis también dijo que el pistolero tenía un rastro en las redes sociales y un “odio profundamente arraigado hacia Estados Unidos”.

Asimismo, la Marina ordenó que los estudiantes sauditas en tres bases en el norte de Florida no puedan volar por un período de tiempo indeterminado.

La restricción de vuelo afecta a 140 estudiantes en la Estación Aérea Naval de Pensacola, donde ocurrió el tiroteo, y a 35 en el cercano Whiting Field. Otros 128 estudiantes en Naval Air Station Mayport, en la costa atlántica, también están restringidos.

El comandante de la armada Clay Doss dijo que la retirada es un esfuerzo para garantizar la seguridad de los estudiantes, mientras se recuperan del trauma del tiroteo, que mató a tres miembros del ejército estadounidense e hirió a otras ocho personas.