Daniela Ramírez, quien estuvo favorecida por el programa DACA y fue detenida por agentes de inmigración en West Covina, California.

La joven soñadora de 23 años fue retenida en custodia por empleados del Servicio de Inmigración y Control de Aduanasde (ICE) en un hotel de la cadena Marriott en esa ciudad, donde laboraba según describieron sus familiares a un importante medio de comunicación.

Daniela, quien curso sus estudios en Azusa High School, ingreso al país a los 10 años de edad, procedente de México. Junto a su hermana mayor, Carmen, ambas se convirtieron en beneficiarias del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés).

Este status de protección temporal a los llamados ‘dreamers’, o soñadores les ha permitido acceder a permisos de trabajo temporales, licencias de conducir y un número de seguridad social.

Por miedo a los últimos sucesos migratorios, la joven detenida no renovó su estatus cuando este expiró hace dos años, por temor a ser detenida. Su hermana aseguró que “ella escuchó de alguien que era mejor no renovar porque si lo hacía la enviarían a la cárcel”, según informa la cadena local NBC Los Ángeles.

La joven no tiene antecedentes criminales, añadió su hermana. “Ella solo quería vivir el sueño americano. Siempre estaba asustada por la administración Trump”, dijo.

Durante este año, ICE ha comenzado a reabrir casos en contra de jóvenes soñadores aunque estos no tengan registros criminales.

En una declaración entregada a NBC, el secretario de prensa de ICE Bryan D. Cox afirmó que “esto no es nuevo ni específico de DACA. Dicho esto, todos los casos que antes estaban cerrados administrativamente se están volviendo a programar”.

Actualmente, no se conocen las razones por las cuales la joven fue detenida. La programación de una audiencia para su caso podría tomar hasta dos semanas.

Actualmente la familia trata de recaudar recursos para contratar a un abogado que pueda ayudarlos a poner en libertad a la joven y evitar su deportación.