Por Miguel Mejía H.

Colombia.– Preocupado por los efectos del cambio climático, el niño Francisco Javier Vera, de tan solo 10 años de edad, inició una lucha para ser escuchado y pese a que encabeza a un grupo de niñas y niños, él ha sobresalido porque en días recientes se dirigió al Congreso colombiano y pronunció un discurso apasionante que impresionó a muchos.

“Hoy, vine a representar a mi grupo Guardianes por la vida para pedirles a todos que tomen conciencia del daño que hemos causado al medio ambiente, a usted y a mí, el daño que hemos causado”, dijo.

“Les pregunto, como senadores de la república … que legislen para nuestras vidas. Por ejemplo, vaya en contra de las campañas de fracking, las pruebas con animales, el plástico de un solo uso y el maltrato de los animales. En mi opinión, somos injustamente encargados de niños para luchar por nuestro planeta”.

Además de hablar con las personas más poderosas del país, Francisco también protesta y crea conciencia de cualquier manera posible. El joven está a la vanguardia de la lucha contra el cambio climático y también está inspirando a otros.

En su discurso señaló: “Por culpa nuestra los polos se están derritiendo, el Amazonas se está quemando. Solo por culpa nuestra de botar un papelito y ese papelito destruye más la capa de ozono haciendo que entren los rayos solares”.

El Movimiento Guardianes por la Vida trabaja para generar una conciencia hacia el medio ambiente en Villeta, Cundinamarca, y que centra su interés en cuidar al ambiente “porque la Tierra es el único planeta que alberga vida en el universo”.