Por Miguel Mejía H.

México.– El gobierno de Estados Unidos mostró su preocupación por la relación de una veintena de gobernadores y exgobernadores mexicanos con el crimen organizado, entre los que destacan los nombres de Roberto Borge, Tomás Yarrington, así como Javier y César Duarte, de acuerdo con el informe ‘México: Crimen organizado y organizaciones de tráfico de drogas’, elaborado por el Congressional Research Service.

“La participación criminal de los gobernadores estatales y otros delincuentes refleja el alcance de la corrupción en las capas del gobierno y en todos los partidos en México”, refiere el documento publicado esta semana y retomado por el diario mexicano El Financiero.

Entre los “ejemplos notables” de exgobernadores corruptos se incluyen los nombres de Javier Duarte (2010-2016) del PRI en Veracruz, arrestado en Guatemala y extraditado a México en agosto de 2017.

Aparece también Roberto Borge, de Quintana Roo (2010-2016), buscado por cargos de corrupción y abuso de cargos públicos, extraditado por Panamá a México en junio de 2018.

Tomás Yarrington, de Tamaulipas (1999-2005), también del Revolucionario Institucional, arrestado en Italia en 2017 y extraditado a Estados Unidos en 2018 por cargos de drogas, tráfico de personas y lavado de dinero.

“Desde 2012, él ha estado bajo investigación por sus vínculos con el Cártel del Golfo y Los Zetas en México”, detalla el informe.

Finalmente, destaca el nombre de César Duarte, de Chihuahua (2010-2016), también del tricolor, quien “ha huido de México y es un fugitivo internacional” buscado por la Interpol.

A esta lista elaborada por el congreso estadounidense se le suman los señalamientos de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, que involucran a exgobernadores y exfiscales en nuestro país.

Por ejemplo, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos señaló al exgobernador de Nayarit, Roberto Sandoval, de haber recibido pagos del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG). Junto con él, aparece el exfiscal de Nayarit, Edgar Veytia, detenido en marzo de 2017 en San Diego, California, quien, pese a los cargos contra él en Estados Unidos, no tiene alguna orden de aprehensión en México.

La lista de exmandatarios señalados de corrupción, dentro o fuera de México, se extiende a todos los partidos políticos, en la que destacan los nombres del panista Guillermo Padrés, de Sonora; Jesús Reyna y Fausto Vallejo, de Michoacán; Andrés Granier, de Tabasco; Sergio Estrada, de Morelos, y Rodrigo Medina, de Nuevo León, quien ya es investigado por la Unidad de Inteligencia Financiera, por la presunta triangulación de 3 mil 500 millones de pesos.

Esta investigación se suma a los señalamientos de corrupción realizados recientemente contra Genaro García Luna, el ex secretario de Seguridad Pública del gobierno mexicano de 2006-2012 encabezado por Felipe Calderón, quien fue arrestado en Texas y que será procesado en Nueva York.