Mientras el mundo sigue en vilo por el avance del coronavirus, en Islandia se registró un caso sin precedentes que encendió las alarmas de las autoridades del país. Un hombre que dio positivo a la prueba de COVID-19 fue infectado por dos cepas del virus de forma simultánea.

Kári Stefánsson, CEO de la compañía biofarmacéutica deCODE, confirmó la inusual infección. Se cree que podría ser el primer caso de doble infección a nivel global, ya que hasta el momento no se reportó uno similar en ningún país.

El especialista indicó en diálogo con el Servicio Nacional de Radiodifusión de Islandia que una de las dos cepas podría ser más infecciosa que la otra. Esto así debido a que las personas que fueron infectadas por este paciente solo mostraban una de ellas, que había mutado en comparación con la original. Esto podría ser indicio de una conducta generalizada del virus. No obstante, Stefánsson aclaró que esto no está confirmado y reconoció que podría ser una coincidencia.

“Encontramos una persona que tenía dos tipos de virus; por un lado, el virus con una mutación específica y, por otro, el virus sin esa mutación. Se descubrió que todos los que el individuo infectaba tenían solo el virus con la mutación”, dijo Kári.