Houston, TX.- La juez Lina Hidalgo enfatizó que no serán puestos en libertad aquellos presos que hayan sido acusados por algún crimen violento o con antecedentes de violencia.

Hidalgo, llamó a la cárcel del Condado de Harris como una ´bomba de tiempo´, y comentó que, unos 1,000 presos ´no violentos´ serán liberados.

La juez dijo que esta acción drástica es necesaria para que puedan practicar el distanciamiento social para detener la propagación del coronavirus dentro de la cárcel.

Un recluso del condado de Harris, dio positivo por COVID-19. Alrededor de dos docenas que tienen síntomas pero pueden haber estado expuestos, también están en cuarentena.

“Los nuevos casos se extenderán como un incendio forestal si no tomamos medidas rápidas”, dijo Hidalgo el martes.

La orden de Hidalgo sólo liberará a los acusados en casos no violentos a menos que ya hayan sido condenados.

La juez enfatizó que nadie acusado de crímenes violentos, o que tenga antecedentes de violencia, será liberado.

Los acusados que sean liberados serán monitoreados.

El jefe de policía de Houston, Art Acevedo, dijo que no fue notificado sobre el plan.

“Como el encargado de la Cárcel más grande del Condado de Harris, no he discutido el plan con el juez, ni me han dado detalles” , dijo el jefe.

Acevedo explicó que los robos a negocios han aumentado en un

18.9 por ciento en las últimas dos semanas.

“Esperemos que las personas que roban vehículos, residentes y edificios no sean liberados en grandes cantidades”, dijo Acevedo.

Actualmente hay alrededor de 8,000 reclusos en la cárcel.