Amazon tuvo que cerrar seis almacenes en Francia. Esto debido a la orden emitida por un tribunal francés, que estipula solo distribuir artículos esenciales como comida y medicinas. Todo hasta que se puedan dar medidas de seguridad de cómo proteger a sus trabajadores durante la pandemia.

Estos almacenes emplean a poco más de 10.000 personas y permanecerán cerrados hasta que la compañía pueda completar evaluaciones de salud y seguridad para cada uno de ellos.

La empresa se ve obligada a suspender todas las actividades de producción en todos sus centros de distribución para evaluar los riesgos inherentes a la epidemia de COVID-19 y tomar las medidas necesarias para garantizar la seguridad de sus empleados (durante ese período)”, dice un documento de Amazon que fue filtrado para la agencia Reuters.

Sin embargo, en un comunicado la compañía señaló que estaba “perpleja” de la decisión tomada por la corte y agregó que planea apelar esta decisión.