New York, que se ha detenido para detener la pandemia de coronavirus, podría comenzar a reabrir la fabricación y la construcción después del 15 de mayo, anunció este domingo el gobernador Andrew Cuomo.

Sin embargo, el funcionario dijo que cualquier flexibilización de las medidas tendría lugar primero en el norte del estado y no en la región metropolitana de la ciudad de Nueva York, de lejos la zona más afectada por el brote en Estados Unidos.

“Las regiones que tendrían más posibilidades de abrir más pronto serían las regiones del norte del estado”, manifestó Cuomo a los periodistas. “La parte baja del estado de Nueva York será más complicada”.

Además, indicó que cualquier posible reapertura de la ciudad de Nueva York, la ciudad más poblada del país, podría necesitar ser coordinada con las autoridades de los estados adyacentes de Nueva Jersey y Connecticut.