El Salvador.- El gobierno de Nayib Bukele anunció el martes un nuevo decreto ejecutivo que mantiene la cuarentena epidemiológica en todo el país hasta el próximo 6 de junio.

Según la normativa, impuesta sin consultar con la Asamblea Legislativa (Parlamento), quienes violen la cuarentena domiciliar serán llevados a un centro de confinamiento por 15 días, tras ser evaluados por un médico.

El secretario jurídico de la Presidencia, Conan Castro, informó que la normativa toma como base el artículo 136 del Código de Salud, que define quienes pueden ser sometidos a una cuarentena obligatoria.

Castro precisó que se mantienen otras medidas, como el ingreso a cuarentena de quienes llegan del extranjero, la suspensión de transporte público, excepto para el personal de salud, y la prohibición de moverse entre municipios.

Bukele, quien no dio mayores detalles de su plan para reabrir la actividad económica, aseguró que la ley de cuarentena que solicita es una mezcla de la legislación vigente de confinamiento obligatorio y de un decreto presidencial.

Los partidos opositores, con mayoría en el Congreso, anunciaron que no ampliarán la vigente ley de cuarentena por la medidas que aplicó el Gobierno en ella, como la prohibición del servicio de transporte público.

“Queremos un pacto nacional, que todos nos vamos a poner de acuerdo en que 15 días vamos a hacer una cuarentena de verdad” y “vamos a bajar la curva y entonces podemos empezar a abrir la economía”, acotó.

El mandatario negó que esta plan sea una “concesión” de su Gobierno a las solicitudes de la empresa privada.