Idaho.- Un ciudadano eslovaco previamente expulsado de los Estados Unidos por violar la ley de inmigración fue arrestado y sentenciado a 10 meses de prisión por reingresar al país ilegalmente por tercera vez, además de que enfrenta varios procesos penales por diversos delitos cometidos.

Según la Patrulla Fronteriza, Josef Vadina, de 51 años, había sido expulsado de Estados Unidos dos veces previamente y además tiene varias condenas penales anteriores. Su historial criminal incluye condenas por delitos graves de soborno, robo, posesión ilegal de municiones y reingreso ilegal de un extranjero deportado.

En un informe publicado por The Missoulian, Vadina fue detenido por la Oficina del Sheriff del Condado de Sanders luego de informes de allanamiento y travesuras criminales, así como la posesión de armas peligrosas.

El sheriff del condado de Sanders, Gene Arnold, llamó a la ATF y, junto con los agentes, registraron la residencia de Vadina, lo que resultó en la incautación de una escopeta recortada y 8 mil rondas de municiones. Vadina enfrentó cargos similares en 1995 después de su última deportación.

El arresto de Vadina es parte de un esfuerzo a gran escala para evitar que los indocumentados ingresen ilegalmente a los Estados Unidos, también conocido como “Atrapa y no libera”.

Por lo tanto se revisará su situación respecto a los demás delitos de los que es acusado.