Guatemala.- La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (CONRED), mantiene monitoreo a las condiciones que presenta el volcán de Pacaya, esto a través de la información compartida por el ente científico del país, Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (INSIVUMEH), al sistema escalonado de coordinadoras y la Unidad de Prevención de Volcanes (UPV).

Según el boletín vulcanológico especial, emitido el 23 de junio, se reporta aumento de actividad tipo estromboliana (con explosiones) en el volcán Pacaya.

Este aumento de sismicidad se relaciona con dos flujos de lava, que se dirigen al suroeste y otro al noroeste, desde el cráter Mackenney. También se registran explosiones tipo estrombolianas de forma simultánea. Dichas explosiones expulsan material incandescente a una altura de 200 metros, formándose una columna de ceniza de 100 metros de altura.

Por su parte, la Unidad de Prevención de Volcanes UPV de la Secretaría Ejecutiva de la CONRED, también mantiene monitoreo de los volcanes activos en el país, para dar una respuesta ante situaciones de Riesgo, Emergencia o Desastre (RED).

La CONRED se ha comunicado con su delegado departamental, como también con las Coordinadoras Locales para la Reducción de Desastres (COLRED), para mantener monitoreo del volcán Pacaya.

Mientras que en el Volcán de Fuego, se monitorea el descenso de las corrientes de agua y residuos al registrarse lluvias.

Uno de los efectos que se presentan en la temporada de lluvias es el descenso de lahares (agua y residuos) en las barrancas aledañas a los volcanes activos del territorio guatemalteco, por lo que el Sistema de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres, mantiene monitoreo ante el reporte de los mismos.