Apreciados amigos, en los últimos años el tema de las vacunas ha sido objeto de muchos debates en el sentido de que han aparecido pequeños grupos e individualidades que se han dedicado a desinformar a la gente sobre el uso de las vacunas y han difundido informaciones en las que hacen ver a las mismas como peligrosas y que no deben ser usadas ya que pueden producir efectos dañinos a la salud e incluso la muerte.

Para poder comprender mejor el por qué estas personas están equivocadas vamos a decirles que las vacunas son preparaciones que se hacen a partir de toxoides, virus atenuados o bacterias que una vez inoculados en el cuerpo humano activan nuestro sistema de defensa para generar una inmunidad activa y duradera la cual antes de ella no la teníamos y esto trae como consecuencia que la persona no padezca la enfermedad.

¿Son seguras las vacunas?

Para que una vacuna salga al mercado se requiere de mucho tiempo de estudios clínicos y pruebas de laboratorio en animales y luego en humanos. Y una vez concluidos esos estudios, dichos productos son revisados minuciosamente por entes gubernamentales de alto reconocimiento a nivel mundial como lo es la FDA (Administración Federal de Drogas y Alimentos) cuyo visto bueno es una señal de garantía y buena calidad.
De acuerdo a las informaciones del CDC las vacunas se están aplicando en dos segmentos de edades: El primero que va desde el nacimiento hasta los 6 años donde se ofrecen vacunas para combatir: Tuberculosis, Tétanos, Difteria, Tosferina, Rubeola, Sarampión, Tosferina, Hepatitis A, Hepatitis B, Polio e Influenza. Y el segundo grupo que comprende las edades entre 7 y 18 años donde se incluyen la vacuna para el VPH, la antimeningococia, la antineumococica y algunos refuerzos de la primera etapa.

Mitos y falsedades sobre las vacunas:

1. Las vacunas NO generan efectos
secundarios a largo plazo.
2. Las vacunas NO producen Autismo.
3. Las vacunas NO generan el llamado Síndrome de Muerte Súbita del lactante.
4. Decir que las vacunas NO son necesarias es un acto de irresponsabilidad.
5. Las vacunas NO contienen mercurio.
6. Es falso que si en el país las enfermedades prevenibles están casi desaparecidas entonces no es necesario vacunarse.
En consecuencia, amigo lector que la decisión está en sus manos y nuestro mensaje es que usted siga las orientaciones de su médico de confianza y no haga caso a las informaciones equivocadas de personas que no saben nada de salud, porque no tiene ningún sentido exponer a sus hijos a una tragedia teniendo la posibilidad de que los mismos puedan tener una buena calidad de vida utilizando la medicina preventiva.
Si su hijo no es vacunado contra la poliomielitis puede ser contagiado de la mismas y morir por parálisis de los músculos respiratorios. Si no es vacunado contra la tuberculosis puede padecerla y morir por ella y si por ejemplo no es vacunado contra la meningitis puede padecerla y morir o quedar con lesiones neurológicas de por vida.
¡Vacunarlos es un acto de responsabilidad y un deber con la vida!!!