Minnesota.- El Papa Francisco aceptó la renuncia del obispo electo de Duluth, Minnesota, Michel J. Mulloy, luego de que a principios de agosto surgiera una acusación de que abusó de un menor en la década de 1980.

Mulloy, de 66 años, fue designado para dirigir la diócesis de Minnesota el 19 de junio, y su consagración e instalación como obispo estaban programadas para el 1 de octubre.

Según un comunicado, la Diócesis de Rapid City el 7 de agosto “recibió una notificación de una acusación contra el padre Mulloy de abuso sexual de un menor a principios de la década de 1980”.

La diócesis dijo que “no tiene otras acusaciones de abuso sexual que involucren al padre Mulloy”.

Los comunicados de prensa del Vaticano y de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos no indicaron el motivo de la renuncia del obispo electo.

La diócesis de Rapid City dijo que está “siguiendo el procedimiento establecido” e informó a la policía sobre la acusación. Mulloy también recibió instrucciones de abstenerse de participar en el ministerio.

La diócesis encargó una investigación independiente sobre la acusación, que luego una junta de revisión acordó que merecía una investigación completa de acuerdo con el derecho canónico. La diócesis informó a la Santa Sede sobre el desarrollo.

Mulloy recibió un resumen de la acusación en su contra y posteriormente presentó su renuncia como obispo electo de Duluth.

Mulloy había sido vicario general y vicario del clero en la Diócesis de Rapid City desde 2017, y se desempeñó como administrador diocesano mientras la diócesis no tenía obispo.

Su nombramiento como obispo de Duluth hace casi tres meses siguió a la inesperada muerte del obispo Paul Sirba el 1 de diciembre de 2019, a la edad de 59 años.

Con la renuncia de Mulloy como obispo electo, Mons. James Bissonnette continuará administrando la Diócesis de Duluth hasta el nombramiento de un nuevo obispo.

Bissonnette dijo en un breve comunicado el 7 de septiembre, “lamentamos a todos los que han sufrido abuso sexual y a sus seres queridos. Les pido que oren por la persona que se ha presentado con esta acusación, por el padre Mulloy, por los fieles de nuestra diócesis y por todos los afectados. Ponemos nuestra esperanza y confianza en la providencia de Dios mientras esperamos, nuevamente, el nombramiento de nuestro próximo obispo”.

En una declaración del 7 de septiembre, la Diócesis de Sioux Falls, donde estuvo Mulloy, dijo que “no tiene registro de haber recibido quejas o acusaciones sobre la conducta del padre durante su ministerio asignado” en la diócesis.

Después de servir en varias parroquias de la Diócesis de Rapid City, incluidas las parroquias misioneras de St. Anthony en Red Owl y Our Lady of Victory en Plainview, Mulloy fue incardinado en dicha diócesis el 17 de octubre de 1986.