Michigan.- Trece hombres, incluidos miembros de dos milicias de derecha, fueron arrestados por conspirar para secuestrar a la gobernadora demócrata del estado de Michigan e “instigar una guerra civil”, explicaron autoridades locales.

La gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, que figuró entre las favoritas para completar la fórmula demócrata que postula la presidencia a Joe Biden, rival de Donald Trump en las elecciones del 3 de noviembre, agradeció a la policía por frustrar el complot de secuestro y reprendió al presidente por no condenar a los grupos de odio.

Al anunciar los arrestos, la fiscal general de Michigan, Dana Nessel, describió la conspiración para secuestrar a Whitmer, de 49 años, como una “amenaza seria y creíble”.

Andrew Birge, fiscal federal del distrito oeste de Michigan, dijo que seis hombres enfrentan cargos federales por conspirar para raptar a Whitmer de su casa de vacaciones.

Según el funcionario, vigilaron la residencia e incluso probaron un artefacto explosivo improvisado, que pretendían utilizar para desviar a la policía de la casa. Fueron arrestados por agentes del FBI y la policía de Michigan el miércoles 08 de octubre cuando se reunieron para “juntar fondos para explosivos e intercambiar equipo táctico”, dijo el Departamento de Justicia.

La fiscal general de Michigan dijo que, además, los hombres capturados también planeaban atacar el edificio del capitolio en Lansing y secuestrar a funcionarios del gobierno, incluida Whitmer. Estos fueron acusados de varios delitos vinculados con actos terroristas y pertenencia a pandillas.

El FBI dijo que se enteró a través de las redes sociales a principios de 2020 “que un grupo de personas estaba discutiendo el derrocamiento violento de ciertas figuras gubernamentales y policiales”.

De otro lado, un informante confidencial asistió a una reunión en junio de alrededor de 14 personas, dijo el FBI, en la que el grupo “habló de la creación de una sociedad que siguiera la Declaración de Derechos de Estados Unidos y donde pudieran ser autosuficientes”.

Un informante confidencial asistió a una reunión en junio de alrededor de 14 personas, dijo el FBI, en la que el grupo “habló de la creación de una sociedad que siguiera la Declaración de Derechos de Estados Unidos y donde pudieran ser autosuficientes”.

“Discutieron diferentes formas de lograr este objetivo, desde esfuerzos pacíficos hasta acciones violentas”, según documentos judiciales que muestran que “varios miembros hablaron de asesinar ‘tiranos’”.

Los seis hombres acusados de conspirar para secuestrar a Whitmer fueron identificados como Adam Fox, Barry Croft, Ty Garbin, Kaleb Franks, Daniel Harris y Brandon Caserta. Croft es residente de Delaware, mientras que los otros cinco viven en Michigan.

El presidente Donald Trump atacó a la gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, horas después de que se conociera esta situación.

Trump criticó el “trabajo terrible” de Whitmer durante la pandemia, se atribuyó el mérito de haber descubierto el complot contra la gobernadora, a la que además acusó de “desagradecida”.