California.- Oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU. (CBP por sus siglas en inglés), incautaron el viernes 09 de octubre más de 3 mil 100 libras de metanfetamina, fentanilo en polvo, píldoras de fentanilo y heroína, en la instalación comercial de Otay Mesa como parte de la segunda redada de metanfetamina más grande a lo largo de la frontera suroeste.

“Los contrabandistas intentarán de todas las formas posibles llevaron su producto a través de la frontera y debido a la asociación entre CBP, las investigaciones de Seguridad Nacional y la DEA, se produjo esta incautación significativa y los detuvimos”, dijo Anne Maricich, directora interina de operaciones de campo de CBP en San Diego.

El 09 de octubre, alrededor de las 9:45 a.m., un conductor llegó al cruce fronterizo de carga con un cargamento de tractor-remolque que se manifestó como suministros médicos. El oficial decidió derivar al conductor, el camión y el envío para una inspección más intensiva.

Los oficiales de CBP examinaron el camión utilizando el sistema de imágenes del puerto, similar a una radiografía, y encontraron anomalías en la parte trasera del remolque. El transporte fue enviado al muelle y un canino alertó sobre las cajas dentro del remolque. Los oficiales descargaron el envío y descubrieron 1 mil 816 paquetes mezclados con los suministros médicos que contenían principalmente puntas de pipeta de plástico transparente, botellas de spray de descontaminación de superficie y herramientas de pipeta calibradas (utilizadas para tomar muestras y dispensar líquido), donde hallaron la droga con un valor estimado de $ 7 millones 200 mil dólares. Los oficiales de CBP confiscaron los narcóticos y el transporte.