IDABEL, Okla. – Una mujer sospechosa de matar a una mujer embarazada y sacar al bebé del útero de la víctima apareció en un tribunal de Oklahoma el martes y renunció a la extradición a Texas.

Taylor Parker, de 27 años, de Simms, Texas, compareció en el Tribunal de Distrito del condado de McCurtain y aceptó ser enviadoa al condado de Bowie, Texas, dijo Brooke Arbeitman, portavoz de la Oficina de Investigaciones del Estado de Oklahoma.